¿Desviarme del camino?

Hay situaciones en que la falta de recursos y herramientas puede convertirse en la “chispa” que nos impulse a buscar y descubrir nuevas oportunidades, nuevas conexiones.

A lo mejor, de estos momentos, haya surgido esa conocida frase: “la necesidad es madre de la invención”.
Son esas situaciones de escasez y limitaciones las que nos obligan a descubrir nuevos caminos cuando los habituales no se hallan disponibles.

Hablando en metáfora, es como que se abren puertas en los muros que tenemos por delante. Entonces es allí donde podemos traspasar el umbral y encontrarnos con un nuevo camino.

Cuando alguna vez no tengas claridad en tus ideas, o te parezca que no avanzas, porque percibes que estás como “estancado”, procura retarte a ti mismo, creando algo con pocos medios, con lo que dispongas; esto puede ser un gran ejercicio de innovación.

Tener un camino trazado es muy importante, no obstante a veces, y sin abandonar el norte que hayas establecido, transitar por un desvío puede ser un buen motivo para hallar la inspiración o el medio que necesitas para que, al retomar el camino anterior, puedas recorrerlo con mayor entusiasmo y seguridad, y con las ideas más claras.

“Desvíate de vez en cuando del camino trazado, y adéntrate en el bosque. Cada vez que lo hagas, descubrirás algo nuevo”. (Alexander Graham Bell)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *