La oportunidad

Prácticamente a todos nosotros nos gusta encontrar siempre una oportunidad; una primera, una segunda, para realizar un sueño, para llevar a cabo lo que deseamos, para superar ese contratiempo, para aprender de ese pasado que nos llevó al fracaso y hacer las cosas de modo diferente…
Ahora…¿Estamos preparados, atentos, para cuando la oportunidad se nos presente?

Te invito a que leas este poema sobre la oportunidad, cuyo autor es Walter Malone, (citado por Napoleon Hill en su libro “Las Leyes del éxito”, tomo 2º)

Me hace daño quien dice que ya no vengo,

cuando llamo y no te encuentro dentro,

pues cada día espero fuera, junto a tu puerta,

y te ordeno que despiertes, y te levantes para luchar y ganar.

No te lamentes por las valiosas oportunidades que pasaron de largo,

no llores por los años dorados que están menguando.

Cada noche, quemo los registros del día,

con la salida del sol, todas las almas vuelven a nacer.

Ríe como un niño ante los esplendores que se han ido,

y sé ciego, sordo y mudo a las alegrías que han desaparecido.

Mis juicios cierran el pasado muerto con sus muertos,

pero jamás atan un momento que todavía ha de llegar.

Aunque estés profundamente hundido en el lodo,

no aprietes los puños, no llores,

pues yo tiendo la mano a todo aquel que dice :“¡Yo puedo!”

¡Jamás un paria avergonzado se ha hundido tanto

que no pueda levantarse y volver a ser un hombre!

¿Contemplas tu juventud perdida horrorizado?

¿Te tambaleas por el golpe del justo castigo?

Entonces aléjate de los archivos emborronados del pasado

y encuentra las páginas del futuro, blancas como la nieve.

¿Eres un doliente? Elévate y sal de tu hechizo.

¿Eres pecador? Los pecados pueden ser perdonados.

Cada mañana te da alas para escapar volando del infierno,

y cada noche una estrella para guiar tus pasos hacia el Cielo.

La oportunidad llama a tu puerta con frecuencia. La cuestión es ¿con cuánta frecuencia estás en casa? (Ernie Zelinski)

Según este poema (que mucha razón tiene), parece que la oportunidad viene frecuentemente a nuestra vida, solo que algunas veces, y por los motivos que sean, no la descubrimos, o bien sí, nos damos cuenta, sin embargo, la dejamos pasar porque…siento que no estoy preparado, que no ha llegado el momento, que aun debo esperar porque me falta capacitarme, me falta aprender ciertas cosas, o, quizás, ¡me falta coraje para aceptarla con sus riesgos!

Creo, sinceramente, que reconocerla y aceptarla es un gran paso, y que todo aquello que yo crea que me falta, vendrá por añadidura, en la medida que me concientice y procure poner todo mi esfuerzo, pasión, actitudes, para hacer de esta oportunidad la mejor que ha podido llegar, en este momento, en este presente de mi vida.

Aun cuando muchas oportunidades he desaprovechado en mi camino, agradezco a Dios el aceptar todo eso como parte de un pasado ya superado, rescatando el aprendizaje y tomando conciencia que siempre hay que estar en continua preparación, como un deportista que se entrena diariamente: aunque aun no esté formando parte de un equipo, igualmente se entrena porque en algún momento, su gran oportunidad aparecerá, y no como quien se sienta a esperarla. Por lo que, con su esfuerzo diario, con las personas que contacte, con las puertas que toque, con la promoción de lo que hace…poco a poco irá atrayendo esa oportunidad que espera y merece.

Y tú…¿Qué oportunidades deseas encontrar en tu vida?

¿Cómo las estás esperando? ¿Te preparas para recibirlas?

 

2 comentarios
  1. Yajaira Avariano
    Yajaira Avariano Dice:

    Me encantó tu publicación y estoy de acuerdo con la intención que deseas plasmar, desde mi punto de vista vivimos en un mundo de infinitas posibilidades a pesar de cualquier adversidad y son nuestras creencias y elecciones las que nos mantienen donde estamos o nos impulsan hacia nuestra máxima realización, felicidades por tu página, interesante contenido.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *